Luna de sangre

Gaceta: 

Categoría: 

Por Samuel García
Ilustración: Mae Delgado


Sin título. Mae Delgado
Sin título. Mae Delgado

La misma sensación de siempre se le anidó en las uñas de los pies, le agarrotaba cada fibra que movía mientras se arrastraba por la arena, desnudo, sudando. Tenía más control sobre sus arcadas que sus pensamientos.

Las palabras, los recuerdos, todo parecía haberse amarrado como estacas a su piel y a su mirada, que se desgarraban a pedazos, dejando rastros de luz, lodo de sangre y lágrimas.

Había perdido todo, menos la voluntad, que para ese entonces ya no le servía de nada. Pero en el fondo, sabía que ella le daría, si bien, no alivio, respuestas. Lo último que escucharían sus oídos.

Siguió arrastrándose por horas, dejando el aliento y arrepintiéndose en cada centímetro que avanzaba, creyendo que al llegar al mar de sal, las nubes cederían su lugar para dejarlo verla.

Es allí donde debía estar, pero no estaba.


Tags: