-273.15

Gaceta: 

Categoría: 

Por Yoalli Rosas
Ilustración: Arkano C&eacute,sar


Escombros con un amigo. Arkano César
Escombros con un amigo. Arkano César

Reporte del día 200. Temperatura externa: -50°C. Temperatura interna: 12°C —se escribía en la pantalla de una computadora—. Frío. Es la única palabra adecuada para describir esto —grababa Tristán con desdén—. Sí… Lo sé… -50°C aún es una temperatura tolerable para un rescate y mientras que no llegue al cero absoluto, la esperanza vive, pero… Las nubes negras, tormentas de hielo y un par de rayos de sol o luna, son todo lo que pasa desde —suspiró.

Un ladrido se escuchó de afuera de la habitación. Tristán esbozó una ligera sonrisa.

—Curie está cada vez más grande y juguetona, parece que nuestro experimento funcionó, al fin una cruza de un zorro y lobo ártico doméstico vive. Al menos venir aquí no fue una pérdida de tiempo… —se detuvo.

Silencio.

—Las provisiones de un año han sido mermadas y solo aguantarán hasta el día 300 —tragó saliva—. Si esto llega a alguien antes de que se acaben —un escalofrío lo hizo sacudirse—. Por favor… Solo quiero saber que no soy el último hombre en la tierra.

Tristán dejó de grabar. Afuera de la habitación, Curie estaba esperándolo sentada frente a la puerta. Al verlo salir movió la cola y empezó a ladrar mientras giraba y daba pequeños saltos sobre sí. Tristán sonreía al verla.

—Al menos no fue una pérdida de tiempo —pensó.

Curie volvió a ladrar para llamar su atención, Tristán se agachó para acariciarla, ella lo lamió por toda la cara, después corrió a una esquina donde tomó con ligereza su plato para comer y regresó para dejarlo caer a sus pies. La acarició animado. Fue hacia el refrigerador donde sacó una lata plateada y un plato con comida ya hecha, le sirvió la lata a Curie y se sentó a comer a su lado.

—Curie, ¿crees que alguien escuche ese mensaje? ¿Será que solo perdieron las comunicaciones porque uno de los satélites que explotaron ese día fuera el nuestro y todos están bien? ¿Crees que alguien vendrá a rescatarnos?

Curie, que comía muy alegre, al escuchar su nombre volteó su mirada a los ojos de Tristán, giró su cabeza y le dedicó una sonrisa que revoloteaba todo su cuerpo.

—Sí, eso pensé —la volvió a acariciar.
Al terminar de comer continuaron con su rutina diaria. Primero iban a un enorme gimnasio vacío donde Curie jugaba hasta cansarse, mientras que Tristán anotaba todo lo que ella hacía en su tableta digital. De ahí iban a la enfermería a checar sus signos vitales y finalmente se iban a la habitación de descanso a dormir juntos. Así todos los días, desde que ella nació.

—Desde el día en que las bombas cayeron. ¿Te acuerdas de eso Curie? —los recuerdos de su aislamiento siempre lo azotaban antes de dormir. Pero ella lo calmaba con solo lamerlo en la cara.

Así todos los días, desde que ella nació…

—Reporte del día 230. Temperatura: externa -120°C. Temperatura interna: 10°C. El frío se elevó de golpe, pero Curie está sana y alegre, aunque la comida sigue mermando. ¿Nos están buscando?

—Reporte del día 240. Temperatura externa: -140°C. Temperatura interna: 8°C.- El frío aumenta, por suerte Curie sigue sana y alegre. Pero la comida sigue y seguirá mermando. ¿Ya casi nos encuentran?

—Reporte del día 250. Temperatura externa: -160°C. Temperatura interna: 6°C. ¡El frío es insoportable! ¡Curie se enfermó y no sé qué hacer, ya me acabé todo lo que tenía en la enfermería! ¡Por favor! ¡¿Alguien sigue vivo?!

—Reporte del día 260. Temperatura externa: -180°C. Temperatura interna: 4°C. El frío sigue aumentando. Curie murió esta mañana. La cremé sin diseccionar… ella merecía algo mejor.

Los días pasaron sin más. Tristán solo comía y dormía lo suficiente para mantener la cordura, sin salir de la habitación que compartieron juntos.
—Curie, ¿alguna vez fuiste feliz? Solo me conocías a mí y a este maldito lugar olvidado por la humanidad. ¿Eso era suficiente?

Silencio.

—Curie, ¿crees que alguien esté vivo afuera después de las bombas?

Eco.

—¿Crees que este planeta nos perdonó por todo lo que hicimos con él?

Frío.

—¿Crees que alguien se acordó del hombre que solo quería tener un perro?

—Sí —una voz femenina retumbó en los oídos de Tristán.
—¡¿Curie?! —Tristán giró su cabeza buscando en todas direcciones, pero solo vio el tablero digital con la temperatura.

Temperatura externa: -273.15°C.

Temperatura interna: 0°C.


Tags: