Cuasi poeta

Gaceta: 

Categoría: 

Por Bladimir Tapia
Ilustración: Kike Rodríguez


Título desconocido. Kike Rodríguez
Título desconocido. Kike Rodríguez

Te lo explico nena, yo no soy un poeta de oficio,
lo que es todavía más serio, ni siquiera me considero poeta.
Carezco de la versatilidad natural para jugar con el lenguaje,
no poseo el corazón crítico que poseía Novalis,
ni el ojo trágico de Vallejo para contemplar la vida,
estoy lejos de aplicar con maestría genuina la lírica del hexámetro
en un poema; la soltura de la imaginación y el insólito descenso
de las palabras atravesando la garganta en su líquido amniótico
me fue vedado el día que nací.
Es triste porque acostumbro llevar una vida de poeta:
lloro, amo, duermo, fornico, pienso, me alimento, agonizo,
leo, blasfemo, bebo, fumo, odio, me estremezco, como poeta.
Pero nada más, mi poesía no es poesía porque no conmueve,
la puede escribir cualquier hombre que haya recibido una estocada en las entrañas.

Estoy al tanto de tu gusto por la poesía,
y sé que te gustaron los versos que te escribí aquella tarde,
pero te aconsejo que eches esos papelitos al fuego y abras un libro de Efraín huerta;
te gustarán sus poemínimos, en especial ese que dice:
"primero que nada: me complace enormísimamente ser un buen poeta de segunda del tercer mundo"


Tags: